domingo, marzo 19, 2017

¡NO! A LA ESCUELA Y CAMPO DE GOLF

La pasada semana nuestro Alcalde estuvo en Onda Cero Sierra Norte contestando a preguntas de los ciudadanos tricantinos. Entre muchas, estuvo la mía: “¿Por qué se quiere construir un Parque de Golf destruyendo un encinar centenario en el Parque del Este de Tres Cantos, mientras el aula de medio ambiente Las Vaquerizas se encuentra abandonada y con poca actividad a pesar de propuestas para su activación como la creación de un Gabinete de Historia Natural?”. Primeramente negó que exista un encinar y a las fotografías que adjunto me remito. Después me acusó de no conocer la zona y para una persona amante de la naturaleza como yo, que profesionalmente he estado trabajando 37 años en materia de medio ambiente, que he pateado muchos senderos y que incluso en esta misma sección he denunciado el abandono de una mina de wolframio donde existen gran cantidad de escombros contaminados con arsénico y que pone en peligro la salud de todos los ciudadanos de Tres Cantos, Guadalix de la Sierra y Colmenar Viejo (por cierto oídos sordos por parte del ayuntamiento);  me puede acusar de cualquier otra cosa, pero no de no conocer lo que escribo o denuncio.

            Entre sus justificaciones en la creación de este Campo de Golf bajo el escudo de una escuela pública,  expresó que existía una gran demanda para jugar al Golf como deporte, que estaba en su Programa político y que lo tenía que cumplir y que será beneficioso para los tricantinos pues era un solar público destinado para deporte.

            Cualquier tricantino puede escuchar sus argumentos en Onda Cero. Sin embargo no dijo nada de la poca actividad del Aula del Medio Ambiente que sin duda es más importante que un campo de Golf porque supone dar cultura a nuestros jóvenes en el respeto con la naturaleza en un mundo donde estamos viendo que nos acercamos a un caos medioambiental con consecuencias impredecibles y deben estar preparados e informados porque serán el futuro de nuestro país. El medio ambiente no es una asignatura importante para nuestro Ayuntamiento. El Aula de Las Vaquerizas, la mejor de toda la zona de la Sierra Norte, está completamente abandonada y solo de vez en cuando se realizan alguna actividad, funcionando sólo el huerto escolar los días laborables donde lo visitan los niños de los colegios. Dentro de ese Aula hay espacio suficiente para realizar numerosas actividades los fines de semana encaminadas y dirigidas hacia una cultura medioambiental.

           
Pero no, eso no es importante para nuestro Alcalde. Aún hay más. Dice que era uno de sus puntos en el  Programa político del PP. Se olvida el Alcalde que el PP no es mayoría absoluta y que sólo gobierna por acuerdo con otro grupo político. Además ¿también está en ese programa la destrucción del Parque del Este y el encinar centenario? ¿Porqué no se busca otro lugar llano, sin encinares para la construcción de esta escuela de Golf?. Es más, dice que hay demanda. Precisamente en Norte Noticias del mes de febrero se publica una entrevista al Director del Club de Campo Tres Cantos Golf en que dice que ahora son 170 socios. ¿Sabe el Señor Alcalde cuantos habitantes tiene el municipio de Tres Cantos? Se lo digo yo, según el Instituto Nacional de estadística en 2014 habitamos en esta ciudad 42.546 personas que ahora seremos más. Si el Golf fuera un deporte demandado, aseguro que habría más de 170 afiliados a esta Asociación que por otro lado es digna de existir.

            Aún hay más. Tal vez el Ayuntamiento no se acuerda que en 2004 se intentó construir en el mismo lugar un campo de golf que fue desestimado por los tribunales ante la denuncia interpuesta por la Asociación de Vecinos de Tres Cantos. Seguro que nuestro Alcalde también habrá olvidado el pequeño inquilino de este Parque del Este, un precioso escarabajo que habita en las ramas de los troncos de los encinares de este Parque perteneciente a la familia de los cléridos o escarabajos ajedrezados muy útiles para el medio ambiente ya que son depredadores de otros insectos comedores de madera como por ejemplo la carcoma y actúan como vigilantes y guardianes de los árboles, fieles aliados de la naturaleza. Este pequeño habitante está totalmente protegido por la Comunidad de Madrid.

            Según Ganemos, este proyecto es una especulación inmobiliaria.  Esta misma formación política, indica que la zona donde se quiere construir la escuela de Golf es parte del Parque Regional de la Cuenca del Manzanares, siendo máxima su protección. Es parte de una reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO y que se van a utilizar técnicas especialmente agresivas con el medio ambiente y esta junto al monte de Viñuelas, Zona de  Especial Protección de Aves (ZEPA). Además es lugar de campeo del Águila Imperial, una de las joyas de nuestra fauna ibérica, especie en la que se comprometió el municipio en su protección.

Hay que decirle al Señor Alcalde que el  Parque es de todos, no sólo de unos pocos que quieran practicar un deporte sedentario y le reto a que haga una consulta ciudadana para ver que demanda existe en realidad para que los tricantinos tengamos una escuela de Golf. Las urnas pueden realizarse perfectamente en los municipios y es una práctica de verdadera democracia. ¿Porqué ante este polémico proyecto no se realiza una consulta ciudadana para ver si se apoya? Sería desde luego lo más democrático y si tan seguro está el Alcalde que hay demanda, sería la forma de callarnos la boca a los amantes de la naturaleza. Pero estoy completamente seguro que no lo hará, porque sin duda alguna ese Proyecto sería rechazado por la mayoría de los tricantinos.

El Plan Prisma de la Comunidad de Madrid ha entregado a Tres Cantos 5,2 millones de euros que se empleará en su totalidad en la construcción de un centro de deporte, una escuela de golf más campo de golf y un espacio para las Asociaciones. Ni un solo euro para activar nuestro aula de Medio Ambiente. Un claro ejemplo de cómo se arrincona la naturaleza, la educación ambiental y la cultura. De cómo no interesa formar a nuestros jóvenes y a los ciudadanos en general sobre el respeto a nuestro planeta. De cómo se desprecia el conocimiento de nuestro entorno y se tumban proyectos novedosos que podrían relanzar a nuestra ciudad a ser líder en la defensa de lo natural, utilizando un foro común para todos los ciudadanos en unas instalaciones nuestras y que no pueden estar al capricho de los políticos, sino al servicio de los ciudadanos.

El cambio climático es una realidad que muchas veces no se quiere poner al descubierto para no incomodar las acciones nefastas de muchos de nuestros políticos que sólo les interesa pavonearse en las elecciones o salir en fotografías con falsas sonrisas. Estamos viviendo una sexta extinción de especies en todo el planeta ocasionada por el hombre. Las temperaturas de subidas y bajadas bruscas rompen todos los esquemas del tiempo. Las estaciones van cambiando lentamente y el ártico y la Antártida se deshiela a una velocidad de vértigo. Pero todo esto no importa en una ciudad como Tres Cantos donde se supone que hay un nivel más alto culturalmente que en otros municipios y que sin embargo esos otros municipios nos dan lecciones a la hora de transmitir por nuestros representantes la importancia del cuidado y protección del medio ambiente en todos sus ámbitos.

Un encinar centenario, ubicado en un lugar privilegiado de protección, donde rebosa vida y pasear por entre sus árboles es sentir la raíz misma de la vida, abrazar los grandes troncos que han tardado decenas de años en crecer, caminar bajo sus copas sintiendo el aroma dulce y agradable del oxígeno y belleza que desprenden, escuchar el canto de las aves mientras a los lejos las montañas se elevan mostrando la grandiosidad del lugar en que nos encontramos; son impresiones que sin duda el que visite el Parque del Este puede sentir en sus venas y en su corazón. A nuestro Alcalde este lugar solo le inspira ladrillo, removimiento de tierras y un pase para las próximas elecciones municipales.

Me dijo públicamente que no conocía la zona. Invito a todos las lectoras/es de Norte Noticias, para que se acerquen al Parque del Este y comprueben por sí mismo lo que yo he sentido entre esos magníficos guardianes de la vida como son las encinas y que vean toda la riqueza que se quiere destruir en beneficio de la construcción de una escuela de golf que tiene pocos seguidores.

Solicito desde estas páginas que se escriba al Ayuntamiento para evitar este ecocidio premeditado y se pida un referéndum popular para votar si queremos escuela de golf y donde. La democracia no solo es participativa cada cuatro años, sino que el ciudadano debe implicarse en las grandes decisiones que tome el Ayuntamiento haciéndose oír con su voto vinculante. Por una vez por todas, esa democracia que tanto se les sale por la boca a muchos de nuestros representantes, la conviertan en realidad y seamos nosotros, todos los ciudadanos los que elijamos lo que queremos hacer en nuestros espacios públicos. Esa es la verdadera democracia, de lo contrario ¡no nos representan!. Pero no creo que nuestro alcalde recoja el guante. Le asusta las urnas sobre todo las que deciden los proyectos del municipio. Que  aprenda del Ayuntamiento de Madrid que puso varios proyectos a realizar en la ciudad  a votación de los ciudadanos. Vaya ejemplo a seguir por todas las corporaciones municipales. El hacer partícipe de la política a la sociedad es signo de progreso y avance en los derechos sociales. Parece que nuestro Ayuntamiento sólo le gusta la política de la calle cuando llegan las elecciones.

Y mientras  se quiere construir una escuela de golf y un campo de 19 hoyos, el Aula de Medio Ambiente permanece cerrada la mayor parte de tiempo sin que sus instalaciones sean utilizadas para el fin con el que se construyó. Estamos  en un lugar clave de protección natural de la Comunidad de Madrid y sin embargo no somos capaces de aprovecharlo y enseñar  principalmente a nuestros jóvenes el amor por la naturaleza, el respeto por la vida natural, los principios elementales de la protección de nuestro Planeta y abrirles los ojos ante lo que sin duda se van a enfrentar en el futuro debido al deterioro de nuestra Tierra por culpa e irresponsabilidad de muchos de los políticos a nivel global.

 La puerta del Aula de Medio Ambiente cerrada. Incomprensible. Signo del desprecio al conocimiento.  Abandono de unas instalaciones públicas que deben estar al servicio del ciudadano. Patético.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)


GABINETE DE HISTORIA NATURAL "NAUTILUS"



Hace varios meses presente a los grupos políticos de nuestra ciudad un Proyecto para activar el Aula de Medio Ambiente que consistía en la creación de un Gabinete de Historia Natural y que no supondría ningún gasto a los tricantinos y sí un lugar donde los jóvenes o no tan jóvenes se pudieran reunir a ver exposiciones permanentes o itinerantes, charlas, documentales e incluso una pequeña biblioteca temática sobre medio ambiente en la que donaría personalmente más 300 libros e infinidad de posters, comprometiéndome a realizar conferencias y buscar actividades que fueran del estimulo para nuestros jóvenes, aprovechando el entorno mágico donde se encuentra el aula de las Vaquerizas que es propiedad de los tricantinos (no de los políticos) a pocos pasos de un Parque Nacional, de un Parque Regional, de una ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) y de vías pecuarias protegidas.

            No hace falta mucho esfuerzo ni tampoco dinero, sino voluntad política y tener un corazón verde que ame la naturaleza y que quiera facilitar la cultura  por la vida, por la naturaleza y la protección de nuestra biodiversidad como ciudad privilegiada con un rico entorno natural. Pero parece que hay pocos corazones verdes en el Ayuntamiento y sólo fue el PSOE a quien le encantó el Proyecto y lo presentó en la Comisión de  la Ciudad donde se reúnen nuestros políticos para tratar de diferentes temas que afectan a los ciudadanos. Sin embargo, una vez más la ceguera política triunfa contra propuestas sencillas y novedosas y el proyecto no salió adelante tras no haber acuerdo entre los grupos políticos. Lástima que no hubiéramos estado en esa mesa que debería ser abierta a los ciudadanos, para ver qué argumentos han expuesto cada uno de los que hayan negado la creación de este Gabinete. Parece que lo que es casi gratis no tiene valor, pero construir un campo de golf arrasando encinas centenarias, es muy importante para el futuro cultural de nuestros jóvenes.

El objetivo del Gabinete sería un rincón  de aventuras, de sueños, de compartir luchas, anhelos y esperanzas por conservar nuestro patrimonio natural mundial para las generaciones futuras. Sería hogar del explorador, espacio de intercambio de ideas, un lugar de encuentro de gentes que luchan por conseguir objetivos a veces muy distantes y otras con grandes victorias para la conservación de nuestros ecosistemas. En el mismo momento en que pisaras el Gabinete, te trasladarías a siglos pasados, donde los grandes hombres de la Ciencia se juntaban con los aventureros, inventores y escritores intercambiando experiencias, objetos, sentimientos y muchas veces llegando a conclusiones y teorías que han cambiado en algunos aspectos la evolución tecnológica y exploratoria de la humanidad. Entrar en el Gabinete, sería sentirte protegido, estar con los tuyos, ver libros y adornos que como un museo latente y con vida, te harían sentirte seguro, tranquilo y relajado, un refugio de la vida y la esperanza de no haber perdido la batalla contra la destrucción de nuestro planeta. Una ventana a la libertad, un canto al amor por lo vivo y un cuaderno de campo donde las ilusiones se convierten en realidad.

Pero este sueño ha sido frustrado y sólo los ciudadanos pueden activarlo si realizan cartas o firmas para que este aula de medio ambiente que se encuentra sin casi actividad, pueda de nuevo descansar bajo el manto de los ciudadanos quienes son dueños del mismo.


            Todo el que quiera que le envíe el Proyecto en pdf, pueden escribirme a nautilusmar@yahoo.es o llamarme al teléfono 678 708 832. Una vez más los ciudadanos tricantinos tienen el poder de activar nuestro aula de medio ambiente y una vez más todo depende de ti.       

domingo, febrero 26, 2017

LA HIPOCRESÍA DE EUROPA


No sé si estoy viviendo en un mundo donde las ideas avanzadas del progreso forman alianzas para el bienestar de la sociedad, o de lo contrario, nos encontramos en un retroceso absurdo que solo nos llevará a un colapso sin precedentes, dirigidos por unos políticos ineptos y unos parlamentos al servicio de las multinacionales como está ocurriendo en la mal llamada Unión Europea.

Todas las necesidades básicas de subsistencia de los hombres y mujeres que formamos la comunidad humana, están bajo el control de marcas que son las que dirigen verdaderamente nuestras vidas. Controlan la alimentación, la salud, la electricidad, el agua, las cosas que utilizamos diariamente, los vehículos, la energía y hasta el propio aire que respiramos. Hemos entrado en un bucle donde estamos atrapados e incluso donde la libertad de expresión está siendo cada vez más mutilada por leyes que tapan la boca a los ciudadanos. Criticamos abiertamente a Trump  por el muro de México, un muro que ya estaba levantado desde hace tiempo y que la idea de este hombre es solo terminar un trabajo existente. Y sin embargo en España sin ir más lejos, tenemos muros en Ceuta y Melilla, muros con cuchillas que hieren a los que intentan saltar y nos callamos, cerramos los ojos, es muy fácil criticar al vecino para tapar tus propias vergüenzas. Los que logran saltar a suelo español, violando las leyes internacionales, los devolvemos en caliente a la policía marroquí que los apalean y los llevan a lugares desérticos para abandonarlos. Otros que llegan en pateras los detenemos (decimos que los salvamos) y los encerramos en cárceles (nosotros decimos en  centros de internamiento) para de nuevo ser deportados. ¿A caso no nos estamos comportando igual que Trump?. Tenemos a millones de refugiados por la guerra de Siria estancados en barrizales donde se están muriendo de hambre y frio, porque Europa, nuestros humildes representantes del parlamento Europeo les cierra las murallas  convirtiéndose así en cómplices de homicidio voluntario, en crímenes de lesa humanidad.

Nuestros políticos no tienen las agallas suficientes para enfrentarse con una maquinaria que mueve el mundo al deseo de unos pocos y humilla a los pueblos robándoles sus ahorros sin ningún pudor. Ahí están todas las mega construcciones realizadas en España los últimos años abandonadas, millones de euros desaparecidos y todo sigue igual sin responsabilidades.

Criticamos la política exterior, cuando la nuestra esta por los suelos enfangada de corrupción sucia y vomitiva, de banqueros y salvadores de la patria que aún no han sido detenidos y de delitos que ya han prescrito en una trama bien estudiada. Al ciudadano, por no pagar un recibo, una multa..inmediatamente cae encima de él todo el poder del estado. No se escapa. Sin embargo ellos, los que se encuentran protegidos con el vergonzoso aforamiento para salvarse de sus viles acciones, los que cuentan con grupos de abogados pagados por sus partidos, se toman la libertad de no ser todos iguales a la ley y pueden cometer barbaridades en contra del bienestar de la sociedad. Y mientras, el ciudadano agacha la cabeza resignado, esperando a que otros les saque las castañas de un fuego que cada vez se hace más intenso y compacto en el corazón de la propia humanidad.

Tenemos una constitución que fue votada por el miedo a una dictadura. Una constitución que a pesar de ser pésima, es violada sistemáticamente por los gobiernos que han gobernado nuestro país y el de otros de la Unión Europea. Solo en su artículo 1º apartado 2 en que se dice que la soberanía nacional reside en el pueblo español……es una gran falsedad. La soberanía nacional reside en las multinacionales que mueven los hilos de los gobernantes y estos les permiten acampar a sus anchas. El ejemplo lo tenemos claro con el coste de la luz y el gran negocio de la electricidad en España que es permitida por el gobierno. Después claro las puertas giratorias no dejan de moverse de forma continuada.

Si alguna persona quiere repasar la constitución española verá que en más de 32 artículos están violando nuestros derechos. Y lo malo de todo ellos es que “no pasa nada”, lo consentimos.

¿Cómo podemos ser capaces de criticar a Trump cuando en nuestro propio estado tenemos muros de acero y cuchillas que mutilan y ensangrientan a los que intentan entrar? ¿Cómo es capaz Europa de llamar la atención de nadie, cuando en sus puertas se han construidos barreras de soldados para que los refugiados sirios no puedan entrar en sus fronteras aunque se estén muriendo de hambre y frio? ¿Cómo puede un Fondo Monetario Internacional decir a un gobierno soberano que tiene que recortar derechos a sus ciudadanos? ¿En qué mundo vivimos si los políticos hacen caso a personas ajenas al Estado? ¿Para qué sirve entonces las elecciones? ¿Quién nos gobierna realmente? ¿Por qué se permite las miles de personas que hay entorno a los Eurodiputados representantes de multinacionales que les regalan cenas y viajes, les asesoran e incluso les ponen encima de la mesa acuerdos que benefician a empresas privadas? ¿Porqué los ciudadanos de Europa no pueden elegir un Presidente Europeo en votación democrática? ¿Cómo podemos dar lecciones a otros países, cuando Europa se encuentra vendida y pisoteada por bancos y multinacionales que solo velan por sus intereses? ¿Qué hace la Unión Europea para frenar la destrucción de las selvas tropicales y de todos los ecosistemas tropicales? ¿Por qué se tapa la cara con esa bandera azul de estrellas caídas en el fango por permitir crímenes de lesa humanidad sobre el monocultivo de la Palma de Aceite que se emplea para biocombustible? ¿Qué hacen los gobiernos occidentales para parar las violaciones a mujeres y niños, la esclavitud, la guerra interesada en la extracción del Coltan en la República democrática del Congo? ¿Qué hacen los eurodiputados que no toman medidas urgentes para los miles de niños desaparecidos en los campos de refugiados dentro del territorio de la Unión Europea por mafias de todo tipo imaginable sin que se ponga fin a ello y se persiga a los culpables? ¿Esta es la Europa que quiere dar lecciones a otros países?

La larga lista de interrogantes se extiende hasta los mismos intereses de la Comunidad Internacional que calla y mira para otro a los cientos de asesinatos de líderes indígenas y campesinos que luchan por conservar los bosques, la tierra y el agua. A las poblaciones indígenas masacradas por paramilitares muchas veces al servicio de las multinacionales mundiales. ¿Qué nos ocurre? ¿Es este el mundo que queremos para nuestros hijos?¿Podrán sobrevivir las generaciones futuras por el legado inhumano e insensato que van a heredar?

Todos los estados del mundo son responsables directos e indirectos de la pobreza y el hambre en el planeta, somos cómplices de asesinato masivo, de genocidio, de odio hacia nuestra propia especie. Permitimos que las guerras continúen, vendemos armas a países dictadores que las emplearán para la represión, robamos los recursos naturales a los países más pobres y cuando sus jóvenes huyen de la miseria, los detenemos como delincuentes peligrosos, los apaleamos cuando están colgados en las alambradas y se los entregamos a verdugos que anteriormente han firmado acuerdos con nosotros. ¿Dónde está el grito en los púlpitos de las iglesias para denunciar estas barbaridades? ¿Dónde está Dios……en una iglesia donde se reúnen supuestos fieles para aplacar sus espíritus o en esos seres humanos que huyen de la miseria que nosotros hemos provocado y se encaraman en unas alambradas cortantes buscando la dignidad perdida? Pero la iglesia ha perdido el don de Jesucristo y solo vela por intereses terrenales. No pueden ser la mosca del Estado ya que si no este no le dará la miel deseada.

No hemos aprendido nada de nuestra propia evolución. Somos una especie mutante que ha nacido para hacer daño y matar. El engaño, la envidia y el odio son los valores humanos que más sobresalen de nuestra sociedad. La Tierra se ha equivocado de escoger a la especie dominante que en lugar de proteger el entorno y  las restantes especies, se ha convertido en un segador de la vida. Pero como ya he dicho en otras ocasiones, la Tierra no nos necesita para sobrevivir y puede desprenderse de la especie invasora con los elementos que tiene a su disposición: la naturaleza.

Es cierto que existen  millones de personas buenas que se aman y luchan por un mundo mejor, que son conscientes de la problemática planetaria a la que nos enfrentamos, pero por desgracia casi ninguna de ellas se encuentra en la cúspide del poder para poder evitar los desmanes que estamos cometiendo y el mundo se precipita al peor de los escenarios jamás contados en ninguna de las películas de ciencia ficción. La realidad supera a la mente humana.

Es por ello que me parece incomprensible que critiquemos a dictadores o a personajes como Trump, que sí hay que criticarlos, y no veamos la paja de nuestro ojo donde el dolor, el sufrimiento y la muerte se está produciendo en la misma Unión Europea por los recortes y las políticas empleadas para los refugiados. Mañana o pasado tal vez podamos ser nosotros los refugiados en un mundo caótico. Existen motores que funcionan por agua, motores baratos con campos magnéticos, electricidad gratuita, remedios naturales para las enfermedades…pero el poder de las multinacionales que nos controlan no les interesa el bienestar humano, solo el podrido dinero que ni si quiera a ellos les servirá cuando les llegue la hora de su muerte.

Por todo ello, al menos en España, que ningún medio de comunicación o político se atreva a criticar a Trump por el muro con México, sin que también critique a España por su doble muro de alambradas y cuchillas puestas para herir y mutilar violando los derechos humanos. Tanto es malo lo uno como lo otro, pero por lo uno no podemos olvidar y enmascarar lo otro.

No seamos hipócritas. Los de ese gobierno invisible que ordena los recortes y mantienen a los políticos entre la espada y la pared, les interesa que el bienestar ciudadano se hunda, que la gente se empobrezca, que sus voces se callen ante la justicia imponiendo precios abusivos para poder denunciar los atropellos, que la cultura sea cara y a las universidades solo puedan asistir jóvenes con dinero, que los fármacos no curen para así tener clientes fijos.

Solo tengo una leve esperanza que no sé cuándo llegará y si llega. Un cambio revolucionario, un golpe de timón hacia un camino donde los ojos busquen la libertad humana y donde las manos puedan construir otro mundo basado en el respeto hacia la vida, a nuestro entorno, a nuestra manera de sentir la vida y  la verdad. Sueño con ese mundo, un mundo perdido en los estratos de la evolución que puede ser hallado si nuestra mente abraza con ilusión el verdadero camino de la humanidad.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)

Foto y montaje: Pedro Pozas Terrados

HUERTOS URBANOS

El Apoyo de las corporaciones en algunos municipios de España y Europa sobre la revolución natural verde, está siendo un hecho aunque aún queda mucho por concienciar y valorar en los pasos hacia una vida sana y sin tóxicos. La alimentación presionada por las multinacionales, la agricultura y ganadería intensiva, es la principal causa de muerte y enfermedades en todo el mundo. Se permite el uso de insecticidas masivamente para las producciones rápidas, agotando suelos que después los fuerzan a ser productivos mediante productos químicos. Se abusan de antibióticos a los animales, de engordes con sustancias muchas veces no permitida….todo un sistema letal para el organismo humano y que sin embargo es permitido por el propio Ministerio de Sanidad. Después comienzan las estadísticas de enfermedades, de cambiar la alimentación, de no tomar determinados alimentos….y si son perjudiciales ¿porqué lo permiten? Estamos en una rueda encadenados con cadenas bien gruesas donde juegan con nuestra salud, para que después el comercio de la salud reciba clientes y así engordar esta rueda macabra de las que todos los ciudadanos somos las víctimas. Pero unos más que otros, porque los políticos que elegimos en las urnas son los responsables de todo este sistema negativo hacia nuestra salud propia y en la del medio ambiente.

           Por todo ello, los ciudadanos tenemos la responsabilidad de que esto continúe o sin embargo cambiemos de ruta hacia una esperanza verde no solo en nuestro entorno sino en nuestros corazones. Y para ello que mejor que pedir, exigir a nuestros representantes públicos que en todos los terrenos que tiene el municipio de Tres Cantos propiedad de los ciudadanos y en los que no están vendidos o en espera de ser urbanizados hasta que se haga, o simplemente pequeños lugares y espacios muertos; se autorice a ser utilizados por ciudadanos responsables como huertos urbanos. Seguramente habría muchos jubilados, personas adultas y jóvenes de mente abierta en el progreso, que no durarían en unirse a esta revolución hortelana urbana. Pero claro, para ello los políticos deben tener los brazos abiertos para estos proyectos novedosos. Después habría que planificar como, en que lugares, de qué forma…

            Estamos en un periodo de tiempo negativo para las ciudades y los campos. Un tiempo en que solo importa crecer devastando, edificar sin planificación, vivir aislados en un hormiguero humano donde cada uno marca su sendero aunque el que este al lado sea arrollado sin importarnos su destino, nos tapamos los oídos y los ojos para seguir el camino que nos marcan y como borregos sin brújula damos pasos sin rumbo, nos hacen ser robots de carne y hueso, nos ahuecan la mente para no pensar y ser zombis hacia un destino incierto. Lo queramos o no, es una realidad cada vez más palpable.


            Despertemos del letargo abusivo y seamos capaces de tener una ciudad verde (no solo por  los jardines y árboles), sino por huertos ecológicos para demostrar que somos capaces de tener nuestra propia revolución hortelana urbana. Sembremos huertos en nuestra ciudad, que cada rincón abandonado o en desuso, florezca los brotes verdes que al ser cuidados se transforman en energía para nuestras células, en una energía sana, libre de tóxicos, libre de productos químicos que están asesinado a nuestra propia especie para beneficio de unos pocos.

            Pidamos a nuestro Alcalde que se moje, que se coloque en la solapa un brote verde, que plante verduras y tomates, que deje a sus ciudadanos sembrar cada hueco inservible de nuestra ciudad. ¿No hay mayor satisfacción que al acabar un mandato pueda pasear por su ciudad como uno más pero con el orgullo de haber contribuido en la salud de sus ciudadanos? Pongamos un corazón hortelano ecológico en el corazón de nuestro Ayuntamiento y que la revolución hortelana urbana se extienda por las venas de nuestra querida ciudad.
           
    


PEDRO POZAS TERRADOS.
Fotografías: Pedro Pozas Terrados.

domingo, enero 22, 2017

ASESINATO DE DOS AGENTES FORESTALES.

MI MÁS SENTIDO PÉSAME A LOS FAMILIARES Y COMPAÑEROS DE LOS DOS AGENTES FORESTALES QUE HAN SIDO ASESINADOS POR UN CAZADOR  SIN ESCRÚPULOS, DE FÁCIL GATILLO EN EL MUNICIPIO DE ASPA (LLEIDA), CUANDO EJERCÍAN SUS LABORES EN LA PROTECCIÓN DE NUESTRO PATRIMONIO NATURAL.

LOS AGENTES FORESTALES JUNTO CON EL SERVICIO DE PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA DE LA GUARDIA CIVIL, CUMPLEN UNA IMPORTANTE MISIÓN EN LA DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE, EN EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES QUE GARANTIZAN NUESTROS RECURSOS NATURALES Y LA DEFENSA Y PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES.

EL TRABAJO DE ES ESTOS HOMBRES Y MUJERES QUE PATRULLAN NUESTROS CAMPOS CON NIEVE, VENTISCAS, CALOR INFERNAL O LLUVIA PARA LA DEFENSA DE LA NATURALEZA EN TODAS SUS EXPRESIONES Y ECOSISTEMAS Y QUE MUCHAS VECES SU TRABAJO ES IGNORADO POR LA SOCIEDAD, SE MERECE UN RECONOCIMIENTO DE TODOS LOS GRUPOS ECOLOGISTAS Y ANIMALISTAS.

LA MUERTE DE ESTOS DOS HOMBRES DEFENSORES DE NUESTROS BOSQUES Y CAMINOS, DEBE HERIRNOS EN NUESTRO ORGULLO COMO CIUDADANOS Y QUE LOS DE SIEMPRE, LOS POLÍTICOS TOMEN MEDIDAS MAS DRÁSTICAS SOBRE LOS QUE ATENTAN NUESTROS INTERESES COMUNES NATURALES.

ESTE ASESINATO HA SIDO MUY POCO DIFUNDIDO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN PORQUE TAL VEZ PONDRÍA EN ENTREDICHO A UN COLECTIVO QUE LOS FINES DE SEMANA  SALEN AL CAMPO CON SUS ARMAS PARA OLER LA PÓLVORA Y MATAR VIDA.

POR ELLO, LANZO DESDE AQUÍ UN LLAMAMIENTO A TODOS LOS CIUDADANOS PARA QUE EXPRESEMOS NUESTRO RECONOCIMIENTO A ESTOS DOS HÉROES DE LA VIDA QUE HAN SIDO ASESINADOS  POR LA DEFENSA DE NUESTRO MEDIO AMBIENTE Y APOYEMOS EN TODO MOMENTO EL TRABAJO MUY DURO EN OCASIONES DE TODOS LOS AGENTES FORESTALES Y MIEMBROS DEL SEPRONA QUE CUSTODIAN NUESTROS CAMPOS Y BOSQUES.

“AMIGO XAVIER Y DAVID…TE LLEVAMOS EN NUESTROS CORAZONES Y OS AGRADECEMOS VUESTRO TRABAJO Y EL DE TODOS VUESTROS COMPAÑEROS EN LA DEFENSA POR LA VIDA. GRACIAS DE CORAZÓN. SABEMOS, QUE TODAS LAS NOCHES, CUANDO EL MANTO DE LAS ESTRELLAS CUBRA NUESTROS BOSQUES Y CAMPOS, CAMINOS Y VEREDAS, RÍOS Y LAGOS, PUEBLOS Y ALDEAS………DOS LUCEROS NUEVOS  BRILLARAN CADA NOCHE ALTIVOS, ORGULLOSOS, CON RAYOS DE ESPERANZA…….ESOS LUCEROS SOIS VOSOTROS, LOS GUARDIANES DEL BOSQUE Y QUE AHORA TAMBIÉN SOIS LOS GUARDIANES DEL UNIVERSO. GRACIAS.”




PEDRO POZAS TERRADOS. PROYECTO GRAN SIMIO ESPAÑA.

sábado, enero 21, 2017

EL NEGOCIO DEL ORO AZUL

Producimos, contaminamos, crecemos y destruimos. Estos son en líneas generales los cuatro pilares de los que se sostiene hoy en día las sociedades humanas y que sin embargo no nos damos cuenta que sus cimientos se están desgastando por la presión realizada por los seres humanos de una forma inconsciente e irresponsable. La base de esta estructura tiene profundas grietas de asentamiento. El peso que sostienen se hace cada vez más pesado. La tierra donde se asienta milímetro a milímetros está cediendo. Y sin embargo, los responsables de estar pendiente de su conservación, sólo les interesa el rumor del dinero y el poder. En breve las columnas cederán al romperse el equilibrio natural y las sociedades humanas caerán sin remedio a un abismo impredecible pero que sin duda afectará a nuestra especie. Esto es básicamente lo que ocurrirá si no somos capaces de coger las riendas de la civilización y parar este abuso de los recursos naturales que cada vez con más intensidad escasean en nuestro pequeño mundo agónico. Y no es exagerar. Somos testigos directos de un cambio climático brutal que amenaza globalmente la vida de las personas. La Tierra no nos necesita para seguir viviendo. Puede favorecer la evolución de otras especies que no sean tan depredadoras y asesinas como la nuestra.

El agua, denominado sin exagerar el oro azul, será también la protagonista en tiempos no muy lejanos, del llanto y lamento, si escasea como ya los indicadores están demostrando. Ya se lanzan advertencias de que en el 2040-2060 los acuíferos del mundo habrán desaparecido por alta contaminación y por su extracción muchas veces de forma ilegal dirigida al consumo y la agricultura principalmente. Tenemos que saber que el 70% de la Tierra está cubierta de agua, pero sólo el, 2,5 % es agua disponible para su uso.  De esta reducida cantidad, el 58% de la misma es desviada para el sector agrícola, un 34% para el sector industrial y solo un 8% es destinado para el uso doméstico.

          
  El agua es necesaria para la vida de los seres vivos, pero parece que no le damos la importancia necesaria para proteger este recurso indispensable para nuestra subsistencia y dejamos que el poco porcentaje con el que podemos disponer, sea contaminado, ensuciado y vendido, sin tomar medidas importantes para su protección como un bien universal. En 2010, la Asamblea de Naciones Unidas aprobó una resolución que reconoce el agua potable y el saneamiento básico como un Derecho Humano esencial para el pleno disfrute de la vida. Sin embargo, estas declaraciones que solo sirven para las conciencias de los políticos, no son aplicables realmente pues quien de verdad tienen todo el poder para su uso indiscriminado y la venta abusiva son las multinacionales a quienes no se les exige nada. 884 millones de personas carecen de acceso al agua potable y más de 260 millones de personas no tienen acceso al saneamiento básico. Cada año son asesinados por este motivo, y digo bien, asesinados porque puede evitarse, un millón y medio de niños menores de cinco años. Millones de personas mueren igualmente asesinadas a causa enfermedades como el cólera producidas por beber agua contaminada o falta de higiene.

            
A todo esto hay que unir los luchas existentes para el acceso al agua y que desde la más remota antigüedad era y es una fuente de poder. Los graves conflictos ocasionados por  presas en los ríos que atraviesan países o regiones, los trasvases de sus cuencas, son solo la punta del iceberg de lo que se nos avecina por la lucha del control del líquido vital para la existencia de la vida. Cuando nos demos cuenta de las privatizaciones que se están realizando a nivel global, unas pocas multinacionales tendrán el control no sólo de la alimentación mundial sino de todos los recursos hídricos existentes y ese poder originará luchas internas y conflictos bélicos de impredecibles resultados. Los ríos de muchas selvas en Indonesia, África y América están envenenados por los deshechos que se vierten tanto en la búsqueda del también llamado oro negro, como por arsénico o mercurio produciendo verdaderas epidemias de muerte en muchas poblaciones indígenas. La mala calidad de nuestros ríos en Europa ya fue denunciada por su contaminación de restos de  antibióticos y otros productos químicos. Todas las plantas industriales que necesitan la refrigeración de sus motores están situadas a la orilla de ríos y mares y sus vertidos son frecuentes. Sin duda nos arrepentiremos de no haber tomado con antelación medidas eficaces y contundentes en la  conservación y calidad de nuestra agua. La mayoría de los políticos están privatizando los recursos hídricos cuando hay una resolución de Naciones Unidas en la que establece que el agua es un derecho humano y yo añadiría un derecho a la vida de todas las especies y debe ser gratuita.   
  
La utilización por parte de diferentes multinacionales de la extracción de agua potable de los acuíferos para después venderla a precios altísimos en supermercados y restaurantes, debe de ser paralizada de forma inmediata. Los acuíferos no son propiedad de nadie, deben estar al servicio de los ciudadanos y de la vida, es un derecho del ser humano y su explotación comercial debe estar prohibida, así como la privatización de la gestión del agua o de sus recursos. Mientras el ciudadano se quede de brazos caídos ante esta nueva amenaza, estas multinacionales amparadas por los políticos, seguirán apropiándose con enormes beneficios cada vez más y seguirán con la explotación de unos recursos que son propiedad de todos los ciudadanos. Si el agua de nuestros grifos es buena y está controlada..¿porqué fomentar el agua embotellada? Mientras que se descuida la inversión de las redes de abastecimiento públicas, muchas de ellas ya privadas, se permite la subvención con autorizaciones de bajo coste de la explotación de fuentes de agua propiedad de todos nosotros, por empresas embotelladoras privadas que obtienen unos beneficios increíbles al aumentar su precio de venta en más de 1.100 veces el valor del agua del grifo. Si por parte de nuestros representantes a quien pagamos fomentan en líneas generales la utilización del agua embotellada por la del grifo, es porque la del grifo se supone que no está en buenas condiciones y por lo tanto la responsabilidad es doblemente de ellos.


            Hay tres documentales que tendríamos que ver todos los ciudadanos para comprender lo que se está haciendo con nuestra agua. Uno es la película “Bottled Life” que desde el 2012 está pendiente de traducirse y estrenarse y que sin embargo ha sido estrenada sólo en Suiza. En el resto de los países europeos incluyendo España, está vetada por razones obvias. Tendríamos que presionar para que se tradujera y nos abriera los ojos de los que está pasando. La Fundación Tierra, en el año 2004 promovió “Acábatela” una campaña que defendía que el agua mineral es un valor escaso y sobre el agua envasada (disponible solo en lengua catalana). Otro documental importante es: “Oro Azul:  La Guerra del agua” basado en el libro de Maude Barlow y Tony Clarke y que ha recibido numerosos premios. En este documental y obra de investigación, se descubre a los gigantes corporativos, inversores privados y gobiernos corruptos que compiten por el control de nuestros suministros de agua fresca cada vez más escasa. También leer el libro “Agua Pura” de Fernando Cabal. Lo que sin duda quiero mostrar es que el planeta se acerca rápida y peligrosamente a una crisis mundial por el agua incrementada a su vez por el cambio climático que afecta a los cambios estacionales, la sequía o las inundaciones con trompas de agua devastadoras.

         
   Hay un ejemplo a seguir y que podemos pedir a nuestros gobernantes municipales. El Ayuntamiento de Donosti ha tomado la iniciativa en el tema del agua embotellada y desde hace años se ha logrado que más de setenta establecimientos  de la ciudad se hayan adherido a su campaña para sustituir las botellas por agua de grifo en los menús y comidas de los restaurantes y bares. Además el Ayuntamiento ya no compra agua embotellada y en las reuniones oficiales el agua del grifo se sirve en jarras. Esta iniciativa debería ser impuesta en nuestro Ayuntamiento. Si el agua del grifo es muy buena como nos dicen…¿porqué pagar el agua al precio de oro teniéndola prácticamente gratis? Está claro que puede existir una reticencia por parte de los restaurantes ya que el agua embotellada les sale rentable cobrarlo, pero si los ciudadanos solo fuéramos a los que den agua en jarra gratis, no tendrían más remedio que adaptarse a la protección del agua y a su protección como un bien común y no como un negocio más que añadir a los muchos ilógicos que nos están llevando al desastre mundial.

            
¿Porqué no hacerlo? ¿Porqué no pedir a nuestro Ayuntamiento que realice una campaña para que los restaurantes den jarras de agua de manera gratuita? ¿A caso el día de mañana tendremos que pagar por cada bocanada del aire tan indispensable para la vida como lo es el agua? ¿Qué nos está pasando cono sociedad, como seres llamados inteligentes, cuando estamos dejando que seamos manipulados, empaquetados, contaminados y llevados al matadero de las mil enfermedades procedentes de la mala gestión por nuestros representantes que tienen que velar por los alimentos y necesidades básicas para la vida  como el agua y el aire?¿No nos damos cuenta que si nos unimos tenemos el verdadero poder para que este mundo cambie hacia otro con más responsabilidad y dignidad en la defensa de la vida? ¿No somos conscientes de la utilización y esclavitud enmascarada que están utilizando las multinacionales apropiándose de nuestros derechos y amparadas por los gobiernos de turno? ¿Por qué pagar a precio de oro un vaso de agua en un restaurante o un bar con agua embotellada, cuando nos pueden poner un vaso de agua gratis?

           
 Me quedo con la reflexión de Fernando Cabal: “Defendamos el agua como patrimonio cultural y biológico del hombre, para que quede fuera del ansia especuladora de las corporaciones y multinacionales, y velemos por la calidad del agua, protegiéndonos al mismo tiempo de los múltiples ataques de una enloquecida civilización hiperindustrial y desenfrenada que se apropia y contamina un bien que es de todos”.

          

 ¿Que podemos hacer? Mucho si se tiene conciencia y ganas por luchar a favor de la vida. Tenemos mucho que hacer y mucho que cambiar. Tenemos que saber elegir a nuestros representantes políticos que cobran de nuestro sudor y trabajo. Debemos como primer paso exigir que se tome agua del grifo en reuniones oficiales, favorecer a los restaurantes que opten por entregar el agua de grifo gratuitamente, pidamos la no privatización del agua y que sea un bien gestionado por el pueblo ya que no es propiedad de nadie, promover ordenanzas, leyes y constituciones que garanticen un mínimo vital de agua gratuita para todos, nombrar “Consejos  de administración del agua” de alcance local, oponerse a la explotación comercial del agua, poner en tela de juicio a los “señores del agua”, trabajar a favor de la justicia global…. Si no hacemos nada, nos ahogaremos en el oro azul y la realidad superará a las películas de ficción donde la lucha por el control del agua potable es mortal.



PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)



CONTAMINACIÓN ACÚSTICA - TRES CANTOS

Sin duda Tres Cantos es un enclave tranquilo, silencioso, una ciudad dormitorio que también puede convertirse en una ciudad alegre, con fiestas, diversiones, con gentes haciendo deporte, disfrutando de la hermosura de nuestros parajes naturales, de las bellas aves que de vez en cuando vemos sobrevolando el cielo tricantino y que se trasladan a las zonas de protección, como damas señoriales, reinas del cielo y de cualquiera que ame la naturaleza, la vida. Todo armonía y paz. Pero llega el otoño. La hojas de los árboles en un ciclo creado por nuestra madre Tierra, dan un adiós al señor árbol que las ha mantenido acogidas en sus ramas y que han sido testigos presenciales de numerosas historias de humanos y otros seres vivos que han sido protagonistas en su entorno. Y caen silenciosas al suelo, una detrás de otra, marchitas, sin color,  ya que el verde que ostentaban cuando se encontraban sujetas al árbol ha sido entregado al viento para transformarlo en oxígeno.

            Los árboles que adornan nuestras calles siendo los guardianes de la salud y la belleza de nuestro ecosistema urbano,  cubren las aceras de hojas bellas que caen a los pies de los viandantes sembrando alfombras naturales que nos indican el comienzo de una nueva estación. En los parques infantiles, estas hojas van creando mantos de colores pardos, marrones de mil tonalidades que al ser pisadas crujen y se estremecen con un lamento que anuncia la venida del jardinero. Pero es entonces cuando la pesadilla llega a las calles y parques, con ruidos infernales que se escuchan por doquier y la tranquilidad y armonía de una ciudad se convierte en un infierno ensordecedor, en un ruido desde las ocho de la mañana  que despiertan a los vecinos, a los ancianos que descansan, a esos trabajadores nocturnos que al llegar el día duermen para su siguiente turno. En algunos lugares concretos donde la biodiversidad vegetal urbana es más tupida, esos ruidos continuados pueden alargarse varios días hasta su limpieza total.

            Me estoy refiriendo a las sopladoras que los operarios de limpieza utilizan para juntar las hojas y limpiarlas de las calzadas y jardines. Un ruido insistente. Fuerte, superior a los decibelios permitidos y que afecta no solo a los ciudadanos que descansan en sus domicilios, sino también sin duda a los operarios que lo utilizan, ya que aunque tengan cascos de protección, no es bueno para la salud de sus oídos escuchar el mismo ruido una y otra vez aunque este mitigado por los cascos que muchas veces molestan.

            La contaminación acústica tiene que ser tenida en cuenta como otros tipos de contaminación existentes y el ruido debe de atajarse y ser evitado para no romper la armonía de nuestra ciudad. Fui testigo de la utilización de una sopladora que no hacía nada de ruido al llevar silenciadores en la Plaza Cibeles. Ante ello indagué por internet y existen silenciadores que pueden acoplarse a las maquinas sopladoras y a otros vehículos pequeños que se emplean para la recogida de los montículos de hojas acumuladas por las sopladoras.

            Por ello desde esta ventana a nuestra ciudad, pido al Ayuntamiento que busque la forma para que la llegada de otoño sea también un momento mágico de explosiones de colores urbanos y no el anuncio de las ruidosas máquinas humanas para recoger las hojas caídas de unos árboles que nos ayudan a respirar. Los silenciadores serían una buena medida a cumplir por la empresa que gestiona este servicio y además también sería muy beneficiosa para la salud de sus operadores y el descanso para los ciudadanos.

            Es un deseo que transmitimos desde estas páginas a nuestros servidores públicos del Ayuntamiento para que sea tratado en el Consejo de la Ciudad. Pensemos la llegada del Otoño como una estación señorial, llena de mil colores, donde la naturaleza se renueva para darnos esa energía tan necesaria e indispensable para la vida como es el oxígeno. Tenemos que desechar un otoño ruidoso y molesto producido por máquinas humanas. Respetemos nuestros oídos. No a la contaminación acústica.
   



domingo, diciembre 18, 2016

LA ERA DEL ANTROPOCENO

En la generación que nos ha tocado vivir, estamos siendo testigos directos de grandes cambios a nivel planetario que está afectando el camino equivocado de la humanidad. Desde el nacimiento de la revolución industrial allá por el año 1.800, el ser humano no ha dejado de emplear sus nuevas tecnologías contra los intereses del planeta que son los seres vivos de la Tierra. Con las grandes máquinas y fábricas inventadas para una producción más rápida y una explotación de los recursos naturales como nunca lo había hecho ninguna otra especie, comenzamos a cambiar nuestro entorno de una manera rápida sin darnos cuenta o pasando por alto, las graves consecuencias que estábamos infringiendo en nuestra propia casa. Hoy en día nos encontramos en una encrucijada que ningún político quiere poner sobre la mesa ya que entonces debería sin duda tomar decisiones muy drásticas contra muchas de las multinacionales responsables de esta emergencia planetaria que está arruinando la convivencia de las naciones. 

           Fue el Premio Nobel Paul Crutzen el que introdujo el término Antropoceno (del griego ánthrôpos, hombre), viendo la necesidad de introducir este nuevo concepto para describir los cambios experimentados por nuestro planeta desde hace dos siglos debido a las acciones humanas. Hoy día, científicamente se acepta que el hombre es responsable de muchos de los problemas que estamos teniendo a nivel planetario y que afecta sin duda a las sociedades humanas, entre ellos el cambio climático. Por ello, muchos científicos ya afirman que estamos en la era del Antropoceno, la era en el que una sola especie está acabando con todas las demás, con los recursos naturales y forzando el cambio de global que durante muchos siglos nuestro planeta ha elaborado para estabilizar la vida en su interior.

           Como consecuencia de todo ello, nos enfrentamos a conflictos de todo tipo, desde guerras devastadoras a menudo asociadas con el interés de controlar las materias primas, a actividades mafiosas y empresas trasnacionales que imponen sus intereses particulares escapando de todo control democrático. Según se vayan agotando los recursos finitos naturales, el incremento agresivo del ser humano se pronunciará cada vez con más violencia hasta poner en peligro el camino evolutivo del ser humano, un sendero que ya está dejando millones de cadáveres en el camino y la desaparición de cientos de especies rompiendo de esta forma la cadena ecológica de los ecosistemas.

De todo ello, somos conscientes y testigos directos, pero también mudos y a veces mirando a otro lado mientras que no salpiquen nuestra estabilidad y forma de vida. Los políticos responsables de ello, agachan la cabeza porque no están presionados por los ciudadanos y actúan siempre en beneficio de sus partidos, para obtener el poder y cegar a los ciudadanos que cada vez con más frecuencia nos ponemos el antifaz de la ignorancia premeditada. No verlo ni ser consciente de ello significa el suicidio colectivo de una sociedad creada en los cimientos del derroche y de un poder económico que arrasa las voluntades de nuestros representantes legítimos en contra del bienestar de todos nosotros.

En los últimos 50 años del siglo XX, hemos asistido a una impresionante expansión de la industria química que ha afectado gravemente nuestras vidas y la de los ecosistemas de nuestro planeta. En la actualidad circulan en nuestro mundo alrededor de 140.000 sustancias químicas de carácter más o menos nocivos que se han sacado al mercado sin ningún tipo de control y sin el principio de precaución que debe de imponerse en toda sustancia creada por el hombre e incluso sustancias que van directamente a nuestra alimentación diaria, que entran en nuestras casas, que restregamos en nuestra piel. Ello ha provocado que las enfermedades por exposición ambiental a las sustancias químicas se hayan disparado y el cáncer  y otras disfunciones  inmunológicas, reproductivas y neurológicas, estén alcanzando cifras epidémicas. Esta irresponsabilidad recae directamente en la falta de legislación y las pocas ganas que tienen los políticos en regular contra las actividades de las multinacionales responsables de la mayoría de los problemas actuales del mundo. Como pago a sus servicios, muchos políticos entran después en consejos de administración de las grandes empresas como ocurre en España, mientras la era del Antropoceno avanza y nos lleva al borde de una salida que no tiene suelo firme.

En este mismo periódico de Norte Noticias, he denunciado más de tres veces la existencia de unas minas de Wolframio abandonadas en el Monte de San Pedro, donde existe toneladas de residuos al aire libre altamente contaminantes de arsénico y que pone en peligro la salud de las personas, de los animales y de los acuíferos de la zona incluyendo nuestro municipio. Al no existir presión social sobre el tema, los políticos callan, esconden la cabeza o apuntan hacia otro lado, sin importarles buscar una solución. Tiene que venir una presión social para que estas actitudes cambien. De igual forma ocurre con el Aula de Medio Ambiente de Las Vaquerizas, un lugar que es de los ciudadanos de Tres Cantos y que sin embargo está totalmente infrautilizado. El Medio Ambiente, su protección, la educación y la cultura parecen no ser preferente en este periodo que nos ha tocado vivir. Pero la culpa no es de ellos, la culpa es nuestra por callar, por no levantar nuestras voces, por no exigir lo que es nuestro, por no luchar por nuestra salud y bienestar, por cerrar los ojos ante los atropellos que recibimos por parte de los que se creen superiores a nosotros cuando deben ser nuestros servidores ya que les pagamos nosotros y ellos son simples trabajadores al servicio de su pueblo.

El hombre está cometiendo un golpe de estado biológico contra el propio planeta en una masiva extinción de especies y poniendo al resto al borde de su desaparición alterando con ello el sistema biológico natural y perturbando gravemente la biosfera. Además se está llegando a la insostenibilidad de la industrialización de la agricultura, explotación de bosques y pesquerías. Este progresivo colapso ha adquirido una dimensión nunca vista hasta ahora  a lo largo de la historia de la humanidad, provocando una de las grandes trastornos históricos de la flora y la fauna mundiales que corre paralela  a la gravísima pérdida de biodiversidad planetaria y todo ello unido, junto con la capacidad de alteración de la citada biodiversidad que tienen los organismos genéticamente modificados  y que se está difundiendo por parte de la industria biogenética y permitida por los parlamentos del mundo, hacen que nos enfrentemos a un futuro incierto si no se toma otro rumbo de una forma radical. Lo grave es que sabiendo todo esto, no exista un debate político-social de trascendencia para nuestro futuro y el de nuestra propia especie.

Podemos seguir hablando y poniendo sobre la mesa muchos de los otros problemas derivados de la intervención del hombre como la gravedad en la obtención del coltan de sangre que es utilizada en la fabricación de nuestros móviles y otros elementos tecnológicos, la escasez del agua potable, el gran negocio del deterioro ambiental, el asesinato de líderes campesinos e indígenas por la lucha de sus tierras, la explotación masiva de los mares, la contaminación de las ciudades donde mueren miles de personas al año, la contaminación de nuestros alimentos por los productos químicos y por los fitosanitarios debido a la agricultura y ganadería intensiva, la deforestación, el uso de energías sucias existiendo las energías libres y renovables…..y muchos otros temas graves que juntos, amenazan la existencia de nuestro planeta. Si a todo ello unimos el despiadado comportamiento del hombre matando a sus semejantes en guerras interminables, violando los derechos humanos, matando a niños y mujeres, arrasando a poblaciones enteras, gobiernos corruptos y dictadores que emplean la fuerza contra su pueblo…..la crisis mundial se hace más evidente y la era del Antropoceno más real de lo que pudiéramos pensar.

¿Seremos capaces como sociedad parar este brutal atropello a los derechos propios de la existencia de la vida? ¿Tendremos la suficiente responsabilidad para ponernos al mando de la nave Tierra y desviar su trayectoria  de caída hacia el caos planetario? Ya hemos traspasado el retorno, no hay vuelta atrás pero podemos al menos mitigar las consecuencias si entre todos remamos a la misma dirección, si el timón de la vida se convierte en esperanza y en lugar de estrellarnos contra los arrecifes de la inconsciencia, ponemos proa hacia la estabilidad planetaria, hacia el puerto de la razón y el respeto, hacia la conservación y protección de nuestro entorno con todas sus consecuencias. Si no lo hacemos así, si no vemos la verdad en nuestros ojos, esta era del Antropoceno será el ataúd de nuestros propios principios de insolidaridad, de nuestro pasotismo ante una realidad que nos han querido ocultar. No podemos seguir apoyando a representantes de la sociedad que miren hacia otro lado en estas cuestiones tan importantes como el respeto y protección de nuestra propia frágil casa. No tenemos un planeta B, ni la tecnología suficiente para huir y buscar otros asentamientos planetarios. No podemos dejar que nuestros corazones y mentes no sientan lo que está ocurriendo ni que nuestros ojos permanezcan ciegos ante el cúmulo de graves problemas con los que nos vamos a enfrentar. Tal vez ahora, en la parte en este lado del mundo, no lo sintamos aunque estamos recibiendo ya los coletazos de las consecuencias climáticas. Por ahora. Pero llegarán y habremos perdido la oportunidad de poder cambiar nuestro futuro y llamarnos de verdad “humanidad”.



El estar viviendo dentro de la era de Antropoceno, nos debería poner en guardia y obtener la suficiente habilidad y experiencia como intentar acabar con esta penosa epopeya ecocida del hombre y volver a la placidez de un mundo donde todas las especies y ecosistemas puedan subsistir en paz. Tal vez es difícil plantearlo de esta forma, pero si los gobiernos y políticos quisieran, el mundo podría cambiar de la noche a la mañana. Si no lo hacen es porqué el propio hombre ha perdido su identidad en la vida y el poder económico ha envenenado sus venas hasta dejarle completamente sin voluntad alguna, sin sabiduría y sin capacidad de reaccionar, pasando a ser un estorbo inútil que la propia Tierra se encargará de limpiar.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)